Crea tu propio nodo IOTA

Tener tu propio nodo IOTA es ahora muy fácil gracias a CarrIOTA Bolero, diseñado por Roman Semko. Bolero nos permite tener nuestro nodo corriendo con unos pocos clicks, y gracias a Nelson podremos encontrar nodos vecinos automáticamente, sin quebraderos de cabeza.

Antes de empezar

Lo primero es tener Java instalado y  abrir estos 3 puertos en la página de configuración de nuestro router (usualmente accediendo mediante el navegador a 192.168.0.1):

  • UDP 14600
  • TCP 15600
  • TCP 16600

Ya que el proceso varía según el router, lo más recomendable es tirar del manual de instrucciones o buscar el modelo de router en Google.

Descarga CarrIOTA Bolero

Aquí encontrás la última versión de Carriota Bolero.  Descarga la versión específica para tu sistema y descomprímela. Ahora solo queda ejecutar el archivo bolero.fun y dejarle trabajar.

Ya está todo listo

La primera vez tardará un poco ya que Bolero descargará toda la enredadera.

Una vez descargada, iniciará IRI (IOTA Reference Implementation). Posteriormente Nelson, para encontrar vecinos sin tener que introducir sus direcciones IP manualmente. La interfaz nos informa de cuantos vecinos tenemos conectados. Una vez que IRI esté completamente sincronizado, ya podremos conectar nuestra cartera a nuestro propio nodo.

Conectando la cartera a tu nodo

Para usar nuestro nodo, simplemente abrimos la cartera y seleccionamos un nodo personalizado, cuya dirección será http://localhost:14265 (localhost, o 127.0.0.1, hace referencia a nuestra máquina). Basta con introducir nuestra semilla y listo!

También te puedes conectar desde el móvil. Para ello, sustutiye localhost por tu dirección IP, que la puedes saber aquí. Eso sí, salvo que tengas contratada una IP fija, al reiniciar tu router la IP cambiará. Si no quieres contratar una IP fija con tu proveedor de internet, una solución es usar un servicio gratuito como NO-IP.

¿Y para qué quiero tener mi propio nodo?

Aparte de ser entretenido, tener tu propio nodo fortalece la enredadera. El problema es que esto requiere tener el ordenador encendido las 24 horas del día, con lo que al usuario medio no le interesa. Esta es la razón por la que muchos entusiastas montan su nodo en un VPS (servidor virtual privado) pagando una cuota anual.

Tener un nodo propio no nos beneficia a nivel individual, pero sí a toda la comunidad, con lo que es un gesto que protege nuestra inversión de cara al futuro.

Por último, tener nuestro propio nodo nos permitirá conectarnos a la enredadera y mover nuestros IOTA en caso de que los nodos públicos estén bajo ataque, cosa que lamentablemente ha pasado bastantes veces en el último mes.

Transacciones inteligentes en IOTA: garantías sin intermediarios

De la mano de Sparkster nos llega una demostración de como es posible efectuar una transacción inteligente en IOTA. En estas transacciones comprador y vendedor llegan a un acuerdo, y la transacción no se realiza hasta que ambas partes han cumplido con las condiciones pactadas. Para esto se abre entre ellos un canal flash gestionado por un contrato inteligente (smart contract), próximamente disponibles en IOTA.

Este proceso no requiere de intermediarios, con lo que se abren las puertas a la creación de mercados descentralizados basados en IOTA. Un ejemplo bastante común es el de no liberar el pago que ha realizado el comprador hasta que el pedido llega a su destino.  En el caso del video, el producto comprado es un vale regalo.