Vigila tu cartera con miota.rocks

miota.rocks es un bot de Telegram que te avisa cada vez que hay un movimiento en una de las direcciones de tu cartera. De esta forma, podemos saber cuando alguien nos ha realizado un pago sin necesidad de entrar cada poco tiempo en nuestra cartera IOTA, o cuando una transacción se ha confirmado. Además, podemos monitorizar las direcciones dónde tenemos nuestros ahorros y enterarnos en el momento si su seguridad ha sido comprometida y actuar rápidamente.

Este bot podemos usarlo tanto desde nuestro móvil como desde la versión web de Telegram. Algunas de sus características más importantes son:

  • Monitorización de múltiples direcciones
  • Envío de avisos a nuestro mail
  • Muestra el balance de cada dirección en la divisa seleccionada (EUR, USD…)
  • Alertas diarias a una hora determinada

¡No hay que confundir dirección con semilla!

Este bot es totalmente seguro ya que estamos monitorizando una o más direcciones. Estas se generan a partir de nuestra semilla (seed) y son las que debemos introducir en el bot. Nunca introduzcas tu semilla en lugar de una dirección, ya que aparte de ser inútil, podrías comprometer la seguridad de tus iotas.

 

Crea tu propio nodo IOTA

Tener tu propio nodo IOTA es ahora muy fácil gracias a CarrIOTA Bolero, diseñado por Roman Semko. Bolero nos permite tener nuestro nodo corriendo con unos pocos clicks, y gracias a Nelson podremos encontrar nodos vecinos automáticamente, sin quebraderos de cabeza.

Antes de empezar

Lo primero es tener Java instalado y  abrir estos 3 puertos en la página de configuración de nuestro router (usualmente accediendo mediante el navegador a 192.168.0.1):

  • UDP 14600
  • TCP 15600
  • TCP 16600

Ya que el proceso varía según el router, lo más recomendable es tirar del manual de instrucciones o buscar el modelo de router en Google.

Descarga CarrIOTA Bolero

Aquí encontrás la última versión de Carriota Bolero.  Descarga la versión específica para tu sistema y descomprímela. Ahora solo queda ejecutar el archivo bolero.fun y dejarle trabajar.

Ya está todo listo

La primera vez tardará un poco ya que Bolero descargará toda la enredadera.

Una vez descargada, iniciará IRI (IOTA Reference Implementation). Posteriormente Nelson, para encontrar vecinos sin tener que introducir sus direcciones IP manualmente. La interfaz nos informa de cuantos vecinos tenemos conectados. Una vez que IRI esté completamente sincronizado, ya podremos conectar nuestra cartera a nuestro propio nodo.

Conectando la cartera a tu nodo

Para usar nuestro nodo, simplemente abrimos la cartera y seleccionamos un nodo personalizado, cuya dirección será http://localhost:14265 (localhost, o 127.0.0.1, hace referencia a nuestra máquina). Basta con introducir nuestra semilla y listo!

También te puedes conectar desde el móvil. Para ello, sustutiye localhost por tu dirección IP, que la puedes saber aquí. Eso sí, salvo que tengas contratada una IP fija, al reiniciar tu router la IP cambiará. Si no quieres contratar una IP fija con tu proveedor de internet, una solución es usar un servicio gratuito como NO-IP.

¿Y para qué quiero tener mi propio nodo?

Aparte de ser entretenido, tener tu propio nodo fortalece la enredadera. El problema es que esto requiere tener el ordenador encendido las 24 horas del día, con lo que al usuario medio no le interesa. Esta es la razón por la que muchos entusiastas montan su nodo en un VPS (servidor virtual privado) pagando una cuota anual.

Tener un nodo propio no nos beneficia a nivel individual, pero sí a toda la comunidad, con lo que es un gesto que protege nuestra inversión de cara al futuro.

Por último, tener nuestro propio nodo nos permitirá conectarnos a la enredadera y mover nuestros IOTA en caso de que los nodos públicos estén bajo ataque, cosa que lamentablemente ha pasado bastantes veces en el último mes.

Desacoplando el mercado de Bitcoin

Un problema que afecta a las criptodivisas en general, y IOTA en particular, es la volatilidad del Bitcoin. La cotización del MIOTA se ve muy afectada por la del Bitcoin, lo que puede causar que su valor caiga a pesar del progreso en su desarrollo y adopción.

Para desacoplar el mercado de IOTA con el del Bitcoin es necesario que pueda entrar liquidez directamente a IOTA sin pasar por el Bitcoin. Es decir, que el público general tenga la opción de comprar IOTA a partir de fiat (USD, EUR) u otros altcoins.

El par IOTA/ETH actualmente ya se comercia en Bitfinex y Binance, y recientemente el primero ha anunciado el par IOTA/EUR. El problema es que el depósito mínimo en bitfinex es de 10.000 euros, lo cual es inaccesible para muchos. Afortunadamente tenemos varias soluciones a la vista:

  • IOTAlpha: permite intercambiar IOTA, Ethereum y Litecoin de cartera a cartera. Según sus creadores muy pronto estará online.
    • OMOKU: posiblemente el proyecto más prometedor, ya registrado como empresa en Estonia.  Nos dará la opción de comprar IOTA directamente con una transferencia SEPA o tarjeta de crédito, con unas comisiones bastante bajas. Aquí hay un artículo escrito por ellos tratando precisamente este tema.

¡Ojo con las estafas!

Recientemente se anunció la plataforma SCExchange, que supuestamente permitirá intercambiar diversas divisas digitales, incluyendo IOTA, de forma instantánea y sin registro. Además, permitirá comprar IOTA con euros mediante transferencia SEPA o tarjeta de crédito. Pero por lo visto es una estafa y seguramente nunca vea la luz, ya que la comunidad parece haber pillado a su desarrollador antes de ponerla online. Es por ello que antes de depositar dinero en cualquier plataforma, hay que hacer una revisión exhaustiva de toda la información disponible.

Esperamos que este 2018 el volumen de compraventa en el par IOTA/EUR se eleve lo suficiente para desacoplarnos del Bitcoin, lo que nos protegerá de futuras caídas de precio.

Smidgen: cartera multifirma para IOTA

Smidgen es una cartera multifirma de código abierto que está siendo desarrollada por Bitfinex.  Una cartera multifirma permite crear direcciones que requieran el uso de varias semillas para generar una transacción. Este tipo de carteras tienen bastante ventajas: a nivel individual, permite que un usuario asegure su cartera con múltiples semillas, con lo que si solo una es comprometida no pueden retirar sus fondos. En el caso de una cartera normal, si alguien accede a tu semilla, puede acceder a todos tus fondos

Otra ventaja es el poder compartir la custodia de un depósito. Por ejemplo, una empresa puede depositar iotas en una cartera multifirma de forma que solo se puedan mover cuando todos los socios accedan a ello.

Además, este tipo de carteras abren la posibilidad de que IOTA sea usado en mercados decentralizados como OpenBazaar.

Smidgen está en fase beta y ya se puede descargar desde su repositorio oficial. Sin embargo, no es apta para novatos ya que no cuenta con interfaz gráfica.

Haarlem usará IOTA para administrar documentos legales

IOTA permite guardar ficheros en la enredadera, garantizando su inmutabilidad. Esto es de gran interés en áreas como la administrativa, jurídica o contable, dónde debemos evitar que documentos importantes sean falsificados.

Por ello la ciudad de Haarlem (Holanda) ha decidido usar la red IOTA a partir de 2018 para verificar documentos. Los ciudadanos podrán demostrar, por ejemplo, que son residentes en Haarlem mediante el uso de IOTA.

¿Porqué IOTA y no Bitcoin?

La elección de IOTA por encima de Bitcoin es totalmente lógica: la red IOTA es mucho más rápida, no tiene coste alguno y consume mucha menos energía que Bitcoin, con lo que encima es ecológica. Si IOTA consigue demostrar que cumple con los requisitos demandados por el ayuntamiento de Haarlem, otras ciudades podrán subirse al carro a lo largo de 2018.

IOTAQA: página de preguntas y respuestas usando IOTA

IOTAQA es un lugar similar a Yahoo respuestas o Quora, dónde los usuarios pueden realizar preguntas y contestar a las preguntas de otros. La particularidad de IOTAQA es que tanto las preguntas como las respuestas se guardan en la enredadera, y que los usuarios que hacen preguntas dan una recompensa en IOTA a la mejor respuesta.

Por lo tanto, es un buen lugar dónde entretenerse y de paso ganarse algún IOTA, lo que va bastante bien a aquellos que tienen curiosidad por saber como funciona esta criptodivisa pero no se han animado aún a comprarla.

Oyster: una alternativa a la publicidad y al almacenamiento en la nube

Oyster es un interesante proyecto financiado mediante una ICO que cumple una doble función: por una parte, permite a los propietarios de sitios webs monetizar su página sin insertar publicidad. Por otra parte, sirve para que aquellos que quieran subir contenido a la nube de forma segura y anónima puedan hacerlo en la enredadera de IOTA.

El propietario de una página web solo tiene que añadir una linea de código a su página.  Una vez que entra un visitante, este realiza cálculos matemáticos (Proof of Work) para afianzar el contenido subido por otros en la enredadera de IOTA. La realización de estos cálculos lleva a encontrar “perlas” (PRL), que es como se llama el token ERC20 basado en la red Ethereum de Oyster. Estas perlas son las que usan para pagar los usuarios por subir los datos a las enredaderas, y cuando el visitante las encuentra son enviadas al propietario de la web.

Tras finalizar este ciclo:

  1. El propietario de la web recibe tokens PRL como recompensa.
  2. El visitante puede ver una página libre de publicidad.
  3. Los usuarios de Oyster pueden asegurar la integridad de sus datos subidos a la enredadera de forma anónima.

¿En qué beneficia a IOTA?

A pesar de que Oyster no use el token IOTA, sí usa su red (Tangle). Mayor poder de computación en la red implica mayor seguridad y rapidez, lo que hace al token IOTA más atractivo. Y la gran ventaja de Oyster es su fácil adopción: implica añadir una sola línea de código a la página y ni el propietario de la web ni sus visitantes tienen que realizar inversión monetaria inicial alguna. A su vez, provee una solución de almacenamiento en la nube descentralizada que se lleva buscando desde hace tiempo.

Canales flash en IOTA: transacciones instantáneas

Hace unos meses los desarrolladores de IOTA nos hablaron de los canales flash. Consiste en abrir un canal entre 2 partes interesadas, en el cual se retiene cierta cantidad de IOTAs. Una vez establecido este canal, el dinero depositado de puede mover en las cantidades que se quiera de un punto a otro, de forma totalmente instantánea y libre de tasas.

La utilidad de estos canales reside en realizar microtransacciones para pagar contenido bajo demanda, incluso vídeo: un proveedor puede fijar que su streaming nos cueste 1 IOTA/segundo, por ejemplo.  Una vez cerrado el canal, el balance neto queda fijado en la enredadera. En resumen, esto es como la Lightning Network que Bitcoin lleva tiempo intentando implementar.

Esta es la tecnología en la que se basa SatoshiPay, y de momento los desarrolladores de IOTA han puesto en marcha una competición para que se presenten proyectos que exploten estos canales.

De momento, nos podemos conformar con probar una demostración de su funcionamiento en https://flash.tangle.works/.

 

CarrIOTA: tu propio banco en casa

CarrIOTA es uno de los proyectos más avanzados que existen en el ecosistema IOTA. Es una cartera desde la que gestionar todos nuestros IOTA de forma sencilla, mucho más que con la actual cartera.

Desde esta aplicación podemos gestionar diversas carteras e incluso diferentes usuarios (por ejemplo, varios miembros de una familia), cada uno de ellos con las limitaciones que queramos fijar. Permite la domiciliación de pagos de forma totalmente controlada: podemos dejar que la empresa que quedamos (por ejemplo, la compañía de la luz o Netflix) acceda a nuestros fondos y retire la mensualidad requerida, siempre que esta no exceda el máximo que hemos fijado previamente. O simplemente podemos ejecutar transacciones periódicas para pagar una suscripción o mover fondos a una cuenta de ahorros.

CarrIOTA no se conforma con ser una cartera más. También pondrá a disposición del usuario hardware libre (Raspberry Pi) desde el que podremos acceder en cualquier lugar desde el navegador para gestionar nuestras cuentas, sin necesidad de instalar software adicional. Si tenemos uno de estos dispositivos en casa, no solo tenemos nuestro propio banco, sino que funciona como un nodo público para la red IOTA. Estos nodos se conectan entre sí, formando una comunidad llamada “Nelson” cuyo objetivo es fortalecer la red IOTA y hacerla resistente ante los ataques.

Os recomiendo seguir las publicaciones de Roman Semko en Medium para estar al día de este interesante proyecto.

 

¿La cartera no te funciona? Cambia de nodo

Hay que reconocer que unos de los puntos flacos de IOTA es su actual cartera, pero no nos queda otra hasta que UCL o Carriota publiquen sus carteras.

Si al abrir la cartera ves que esta no se conecta y no te da opción a introducir tu semilla, es que estás conectado a un nodo público saturado. Los nodos son la puerta de enlace a IOTA, el problema es que hay pocos y por tanto no dan abasto. Y la actual cartera no es capaz de conectarse automáticamente a otros nodos (busca IOTA peer discovery si quieres saber más). Afortunadamente la comunidad ha empezado a construir sus propios nodos para hacer la red más rápida, así que podemos conectarnos a uno de estos nodos.

El proceso es sencillo: una vez abierta la cartera, vamos a Herramientas (Tools en inglés) -> Cambiar a nodo full.

Veremos esta ventana, y pulsamos en “Cambiar a Nodo Light”. Vamos a Selecciona tu nodo -> Personalizado (al final de la lista). En la ventana de texto es dónde podemos poner el nodo al que conectarnos. Aquí tienes una lista completa de nodos mantenidos por la comunidad.

En esta imagen, por ejemplo, hemos introducido el nodo https://nodes.iota.cafe:443 que funciona muy bien y está recomendado por Dominik Schiener, un desarrollador de IOTA.

Solo nos queda pulsar en Iniciar y ya podremos acceder a nuestros IOTA.

NOTA: si usas la cartera de Android, puedes cambiar el nodo en Settings -> Node.